La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas aumentó en enero hasta el 7,91%.


En el mes de diciembre la morosidad del sistema financiero español se situó en el 7,6%.   
Actualmente este ratio mantiene la cota en máximos desde noviembre de 1994, cuando marcó el 8,01%, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

Los créditos morosos totales del sector se situaron en enero en 140.027 millones de euros, algo más de 40.000 millones por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que superó en mayo de 2010.