La pérdida de los 1.200 puntos en el S&P es un claro síntoma de que el canal bajista está siendo tan cruento como podría esperarse. El plano técnico es fiel reflejo de una situación en la que el saco se llena de inconvenientes que hacen necesario tomarse un respiro para replantear las estrategias de inversión. Y es que las rebajas de rating ya planean también sobre Italia, Francia o Reino Unido
Muchas están siendo las chinas en el zapato de la economía mundial. Los índices han comenzado un violento movimiento a la baja que ya nos ha dejado la pérdida de importantes soportes, no sólo en el panorama nacional sino también en el índice S&P. Y es precisamente este hecho el que Javier Flores, analista de Dracon Partners EAFI, señala como estandarte de un camino de recortes que podría llevar al Ibex, según análisis técnicos hasta la zona de los 6.700 puntos.
 
Si el índice americano nos da la clave en el plano técnico, el plano macro tiene muchas más aristas. Sin salir del otro lado del Atlántico, la rebaja de rating en EEUU ha sido el detonante que ha provocado dos sesiones (más) de violentos recortes, tanto en los índices americanos como en Europa.
 
Es el viejo continente el foco de muchas de las preocupaciones del inversor. La posible rebaja de rating, los rumores que ya planean sobre Francia o incluso sobre Reino Unido se unen a la incapacidad de controlar la situación en Grecia o los problemas en España.
 
A pesar de que la prima de riesgo parece haberse tomado un respiro, gracias a las informaciones que apuntan a la compra de bonos españoles (e italianos) por parte del BCE, es probable que no sea más que un respiro en una tormenta que promete seguir levantando tejados.
 
Así las cosas los expertos consultados por Estrategias de Inversión coinciden en señalar que es momento de replantearse la estrategia.
 
Para empezar es difícil imaginar un suelo en momentos de pánico como este. Según señala Ana Rafels, socia directora de Bolsacash quizá podamos establecer un primer objetivo en la zona de los 7.600 puntos, aunque el camino se podría ampliar hasta los 6.700 puntos.
 
La zona de los 8.000 puntos es por lo que parece una batalla perdida y a pesar de que el rebote en la zona aproximada de los 7.500 es una opción que entra en los planes de Víctor E. Pérez, analista de Ideas de Trading, la situación en el corto y medio plazo merece corazones a prueba de balas.
 
“Es en estos momentos cuando debe aparecer la avaricia”
 
Dicho esto es evidente que las valoraciones de algunas de las empresas que componen el panorama mundial de los mercados pueden resultar altamente atractivas. Según ha señalado Jorge del Canto, analista independiente y profesor de EUDE en más de una ocasión, es ahora cuando nos debe picar la curiosidad.
 
“El Ibex 35 por debajo de los 9.400 puntos es siempre una excelente oportunidad de compra a largo plazo”.