La masa monetaria de la zona del euro, medida por el agregado M3, subió en febrero un 2,8% interanual, por encima del 2,5% de enero. Es el mayor incremento desde el pasado mes de septiembre.
Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una subida más leve, del 2,4%.

El agregado M3 comprende el efectivo en circulación, depósitos a la vista y a plazo hasta dos años, depósitos disponibles hasta tres meses, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM). Es considerado por el Banco Central Europeo (BCE) un indicador de presiones inflacionistas para el mercado.