Los futuros de Wall Street se giran con epicentro en el sector tecnológico. Tras el adiós definitivo de Steve Jobs como CEO de Apple, las compañías tecnológicas reaccionan a la baja. Por ello, El Nasdaq es el único índice que se tiñe de rojo en la preapertura. Pierde un 0,13%, mientras que el Dow Jones sube un 0,30% y el S&P 500 un 0,32%. En el mercado de divisas el euro se mantiene en el entorno de los 1,44 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cotiza en los 65,76 dólares.

Las acciones de Apple están cayendo en torno a un 3% en las operaciones previas a la apertura de sesión después de que el co-fundador y CEO del grupo Steve Jobs renunciara a su cargo la noche del miércoles. Si bien, la acción llegó a caer en la noche de ayer, y con el mercado cerrado, hasta un 5%.

Pero Apple no es la única tecnológica que desciende. Sufren los daños colaterales de la renuncia de Steve Jobs otros valores del sector, como Yahoo!, que se deja un 0,23%, Intel un 0,23%, Dell un 0,54%.

Un día antes del discurso clave para la economía de EE.UU. los inversores han depositados sus expectativas y esperanzas en que el jefe de la Fed, Ben Bernanke, anuncie medidas para estimular una economía vacilante. Mientras tanto, la onza de oro pierde el nivel de los 1.800 dólares, lo que se traduce en un mayor apetito por el riesgo y, probablemente, en un aumento de la convicción inversora por la recuperación.

Así pues, los bancos americanos rebotan. Bank of America se apunta un 2,15%, JPMorgan un 0,33% y Bank of New York Mellon un 0,05%.