La junta de accionistas de Iberdrola Renovables aprobó hoy el pago de un dividendo único de 2,5 céntimos de euro brutos por acción, el primero que repartirá la compañía desde que cotiza en bolsa, y que representa un 'pay out' del 27%, porcentaje superior al anunciado a raíz de su salida a bolsa en diciembre de 2007, cuando adelantó que destinaría a dividendos entre el 20 y el 25% de los beneficios de 2008. La junta de accionistas de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán dio 'luz verde' así en la primera sesión celebrada en Valencia, que contó con un quórum del 88,70%, al pago de la retribución a los accionistas, que se realizará el próximo 15 de julio. Asimismo, los accionistas aprobaron la modificación de los estatutos sociales y del reglamento de la junta general de accionistas "para adaptarla a las recomendaciones de buen gobierno", señaló Sánchez Galán.