El 69% de los accionistas con derecho a voto de Countrywide Financial Corporation, la mayor entidad hipotecaria privada de EEUU, aprobaron hoy en junta general extraordinaria la integración de la compañía en Bank of America en una transacción valorada en unos 4.000 millones de dólares (2.568 millones de euros), que se llevará a cabo mediante un intercambio de acciones y que podría completarse el próximo 1 de julio. La entidad radicada en Calabasas, una de las principales víctimas de la crisis 'subprime', registró pérdidas por importe neto de 893 millones de dólares (573 millones de euros) en los tres primeros meses de 2008, frente al beneficio neto de 434 millones de dólares (279 millones de euros) del mismo periodo del año anterior tras asumir cargas de 3.052 millones de dólares (1.961 millones de euros) por amortizaciones y provisiones ante créditos fallidos.