El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Corea del Sur creció el 2,7 por ciento en mayo con respecto al mismo mes de 2008, la subida más moderada de los últimos 20 meses, debido a la caída de los precios del crudo, informó hoy el Gobierno. La inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía por su excesiva volatilidad, aumentó un 3,9 por ciento interanual en mayo, en parte debido a una moneda local, el won, que al debilitarse esta encareciendo las importaciones. No obstante, los aumentos de los precios fueron menores que en los meses precedentes, precisamente cuando el won estaba en sus niveles más bajos respecto al dólar y el euro.