La subida de los precios y la inflación han sustituido por vez primera al paro como principal preocupación de los europeos, según revela el Eurobarómetro de primavera 2008 publicado hoy. El estudio pone de relieve la enorme caída de la confianza de los ciudadanos en la economía nacional, con un 46% de los ciudadanos convencido de que la situación en su país se degradará en el próximo año (20 puntos porcentuales más que en el sondeo realizado en otoño del pasado año).