El índice de precios de consumo (IPC) registró un aumento interanual del 3,4% en abril pasado, una décima menos que en marzo, en la zona de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ha informado hoy la institución. La variación mensual del IPC fue del 0,5% entre marzo y abril, frente a un 0,7% entre febrero y marzo, ha indicado la OCDE en su nota mensual sobre la inflación en esta organización de 30 países desarrollados. A nivel interanual, los precios de la energía crecieron un 12,4% en abril (13,3% en marzo), y los de la alimentación un 5,7% (5,1% en marzo). Si se excluyen los precios energéticos y alimentarios, el IPC interanual subió un 2% en abril, frente al 2,1% registrado en marzo.
En la zona euro, el índice de los precios al consumo armonizado (IPCH) subió un 3,3% en abril (3,6% en marzo), y, si se excluyen la energía y la alimentación, creció un 1,6% en abril (2% en marzo). Entre los países de la Unión Europea, España, Bélgica y Eslovaquia estuvieron a la par con un crecimiento del IPC del 4,2%, pero en cuanto al IPCH, España superó en una décima a Bélgica (4,1%) y en cinco décimas a Eslovaquia (3,7%) El IPC subió en Grecia un 4,4%, en Irlanda un 4,3% (pero su IPCH fue del 3,3%), en la República Checa un 6,8%, y en Hungría un 6,7%. En Estados Unidos el IPC creció un 3,9% interanual en abril, una décima menos que en marzo, mientras que en Japón subió un 0,8% (un 1,2% en marzo). En México, el único país latinoamericano miembro de la OCDE, el IPC subió un 4,5%