La tasa de inflación interanual en la India descendió por quinta semana consecutiva hasta situarse en el 3,03 por ciento entre el 15 y el 21 de febrero, según los datos difundidos hoy por el Ministerio indio de Comercio. Los precios se revalorizaron un 3,36 por ciento en la semana anterior, cerrada el 14 del mes pasado, precisó el Ministerio en un comunicado. A la caída de los precios contribuyó el descenso del 0,2 por ciento de las materias primas y el retroceso del 0,4 por ciento de los alimentos. La inflación de los productos manufacturados y de los textiles se contrajo un 0,1 por ciento, mientras que los combustibles permanecieron inalterados.