El IPC podría haber abandonado en noviembre la senda de caídas iniciada hace ocho meses debido al alza de los precios energéticos, con un incremento de hasta el 0,2%, según expertos, que esperan que la recuperación de los precios se mantenga durante 2010. Desde el Servicio de Estudios del BBVA indican que el aumento en los precios del petróleo se "intensificará" en los próximos meses, sin que la fortaleza del euro compense este incremento. Por tanto, "en los próximos meses la energía contribuirá al alza sobre el total de la inflación".