La inflación anual de la zona euro alcanzó en julio el 1,7%, frente al 1,4% registrado el mes anterior y el -0,6% de hace un año, aunque en términos mensuales los precios retrocedieron tres décimas, según las cifras facilitadas por Eurostat.
En el conjunto de la Unión Europea (UE) la inflación anual se situó en el 2,1%, frente al 1,9% de junio y el 0,2% del año anterior, mientras que el dato mensual retrocedió dos décimas.

Entre los principales componentes del indicador, las mayores tasas de inflación interanual se observaron en transportes (4,5%), alcohol y tabaco (3,3%) y vivienda (2,7%), mientras las menores se registraron en comunicaciones (-0,8%), ocio y cultura (-0,3%) y dotaciones para el hogar (0,5%).

En términos mensuales, las mayores tasas de inflación se observaron en ocio y cultura (1,2%), hoteles y restaurantes (1,1%) y transportes (0,5%), mientras que las menores se registraron en moda (-9,7%), dotaciones para el hogar (-0,6%), alimentación y miscelánea de bienes y servicios (-0,1% en ambos casos).

Así, entre los países miembros de la UE, los menores niveles de inflación anual se observaron en Irlanda (-1,2%), Letonia (-0,7%) y Eslovaquia (1%), mientras las mayores tasas se registraron en Rumanía (7,1%), Grecia (5,5%) y Hungría (3,6%).

Por su parte, en términos intermensuales la tasa más baja de inflación se registró en Irlanda (-2,4%), Letonia (-1,8%) y Portugal (0%), mientras los más altos se observaron en Hungría (5,1%), Rumanía (4,8%) y Polonia (3,3%).

En el caso de España, los precios registraron en julio un alza interanual del 1,9%, a pesar de que el dato mensual de inflación retrocedió cuatro décimas respecto a junio.