La banca española percibe una mayor dificultad para acceder a los mercados de financiación mayorista debido a la crisis económica internacional y periférica, según una encuesnta del Banco de España.
Según la Encuesta sobre Préstamos Bancarios en España del Banco de España, la  banca española percibe una mayor dificultad para acceder a los mercados de financiación mayorista, lo que tiene efectos negativos sobre el coste de sus fondos propios y su disposición a conceder nuevos préstamos.

El instituto emisor precisa en su Boletín Económico mensual que, a excepción del segmento de valores de medio y largo plazo para el caso español, este empeoramiento habría sido menos intenso que el observado en el segundo trimestre de 2010.