El consorcio liderado por Budimex, controlada por la española Ferrovial, se ha adjudicado la construcción de una carretera en Polonia, en un proyecto valorado en unos 355 millones de euros.