El presidente de la Reserva Federal ha asegurado en el día de hoy que la economía norteamericana debería crecer del 3% al 4% en este año, una cifra mejor que la alcanzada en 2010, pero aún no suficiente para reducir el desempleo hasta los niveles que desea el gobierno. 
Según ha comentado Bernanke en el día de hoy "vemos signos de fortalecimiento en nuestra economía, que presenta un mejor aspecto durante los últimos meses. Pensamos que un crecimiento del 3% o 4% para este 2011 es algo bastante razonable". Además añadió que "a pesar de que esa buena noticia no permitirá reducir el desempleo al ritmo que deseamos, estos síntomas de mejora de nuestra economía darán lugar a mayores ventas y mayores negocios en nuestro país".

Estas previsiones de Bernanke confirman las buenas perspectivas que se tenían desde el pasado mes de noviembre, cuando la Fed anticipó un crecimiento para este 2011 del 3% al 3.6%. Tampoco hay que olvidar aquella controvertida medida del plan de compra de bonos, que supuso el anuncio de la puesta en circulación de 600,000 millones de dólares para apoyar este crecimiento.

Respecto al mercado laboral, Bernanke comentó que "estamos viendo alguna mejora en el mercado laboral, pienso que los riesgos de deflación han desaparecido así que nos estamos moviendo en la dirección correcta".