La cifra de negocios de la industria cayó un 29% el pasado mes de mayo en comparación con el mismo mes de 2008, y las entradas de pedidos retrocedieron un 29,5% en tasa interanual, según lo datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La caída de mayo en ambos indicadores (facturación y pedidos) fue inferior a la del mes de abril, cuando la cifra de negocios del sector industrial se contrajo un 32,1% y los pedidos bajaron un 31,4%, marcando los peores registros de la serie. 

En cuanto al acumulado de los cinco primeros meses, la cifra de negocios de la industria arrojó un descenso del 28,9%, en tanto que las entradas de pedidos se redujeron un 30,5%

Con los descensos de mayo, la facturación y la contratación de nuevos pedidos de la industria acumulan además ocho y diez meses de descensos consecutivos, respectivamente.

La reducción de la cifra de negocios de la industria en abril en tasa interanual fue resultado de las caídas del 13,6% en los bienes de consumo (-37,3% en bienes de consumo duradero y un -10% los no duraderos), del 28,6% en los bienes de equipo, del 34% en los bienes intermedios y del 51,3% en la energía. 

En el marco de las entradas de pedidos, que cayeron un 29,5% en tasa interanual, las tasas de variación respecto a mayo de 2008 fueron del -10,8% para los bienes de consumo (-32% para los bienes de consumo duradero y -7,8% para los bienes de consumo no duradero), del -32,9% para los bienes de equipo, del -34,7% para los bienes intermedios, y del -51,4% para la energía.

DATOS DE LOS CINCO PRIMEROS MESES

En los cinco primeros meses del año, la cifra de negocios de la industria y las entradas de pedidos acumulan un descenso del 28,9% y del 30,5%, respectivamente, sobre igual periodo de 2008.

A la caída de la facturación de la industria hasta mayo contribuyeron todos los bienes, con tasas negativas del 12,5% en el caso de los bienes de consumo (-38,1% los de consumo duradero y -8,5% los no duraderos), del 30,4% en los bienes de equipo, del 35,4% en los bienes intermedios y del 46,4% en la energía.

En las entradas de pedidos se repite un esquema parecido. En los cinco primeros meses, las entradas de pedidos de la industria destinadas a bienes de consumo retrocedieron un 11,2% (-35,5% los bienes duraderos y -7,5% los no duraderos), las de los bienes de equipo cayeron un 35,1%, las de los bienes intermedios se apuntaron un descenso del 37,3% y las de la energía bajaron un 46,6%.