La balanza comercial de la zona euro arrojó un saldo negativo de 3.400 millones de euros en agosto, frente a un superávit de 2.500 millones de euros de julio, según los datos de la oficina estadística de la Unión Europea (Eurostat).
 
Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un déficit comercial de 4.000 millones de euros.

Las exportaciones aumentaron un 4,7% en agosto respecto a julio, mientras que las importaciones subieron un 2,7%.