Endesa volverá a comercializar electricidad en Portugal tras un paréntesis de cerca de dos años, anunció hoy el director general del departamento de Energía de la compañía española, Javier Uriarte. Endesa suspendió en julio de 2007 la venta de electricidad en Portugal debido a los cambios tarifarios impuestos por el Gobierno socialista luso y a la imposibilidad en aquellas fechas de importar energía desde España. Uriarte explicó que esa subida -por encima de los costes- hizo imposible la continuidad de la compañía en el sector de comercialización de electricidad.
El ejecutivo detalló que las medidas impuestas en 2007 finalizaron el pasado enero, lo que replanteó la estrategia de Endesa de cara al mercado luso. Además, recordó que la saturación en aquellas fechas de las líneas de interconexión impedían traer de España electricidad, lo que obligaba a comprar la energía en Portugal a un precio mucho más elevado que al otro lado de la frontera. Uriarte avanzó que Endesa espera alcanzar en 2010 el 10 por ciento de la cuota del mercado luso en el segmento de empresas, porcentaje similar que la firma española pretende para el área de clientes particulares (hogares).