La economía de Portugal registró un crecimiento nulo en 2008, a pesar de la previsión de crecimiento del 0,3% que apuntaron el Gobierno luso y el Banco de Portugal, según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) luso.  Mientras que en 2007 la economía portuguesa experimentó un crecimiento del 1,9%, en 2008 este crecimiento fue nulo. Así, en el último trimestre del año pasado, el PIB se contrajo un 1,8%, un dato más positivo de lo esperado, ya que los últimos pronósticos apuntaban a una contracción del 2,1%. De cara a este año, los analistas ven inevitable que la economía lusa entre en recesión.