La economía japonesa se contrajo por primera vez en cuatro trimestres en el segundo trimestre ya que los principales motores de crecimiento (exportaciones, consumo privado e inversiones de capital) perdieron fuerza, lo que apunta que la segunda mayor economía del mundo está entrando en una recesión. Las exportaciones brutas cayeron por primera vez en 13 trimestres en el segundo trimestre. El Gobierno de Japón anunció que el PIB bajó un 0,6% en términos reales en el segundo trimestre respecto al primero, mientras que creció un 2,4% en ritmo anual. El PIB de primer trimestre fue revisado a la baja desde un crecimiento del 1,0% a +0,8%.