La economía japonesa repuntó imprevistamente en el primer trimestre del año ya que las exportaciones tuvieron un buen comportamiento a pesar de la desaceleración económica en Estados Unidos. El PIB creció un 0,8% en enero-marzo desde el trimestre anterior, de acuerdo con los datos preliminares que anunció el viernes el Gobierno. Las expectativas apuntaban a un incremento de 0,6%.