La economía española creció un 4% en el segundo trimestre del año, una décima menos que en el trimestre precedente por la menor aportación de la demanda nacional. Así consta en los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).