Los futuros del crudo Brent se mantendrán más caros que el referencial del crudo estadounidense al menos por los próximos dos años, dijo el lunes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Una fuerte demanda internacional impulsa a los futuros Brent a precios más altos, mientras que un superávit de existencias petroleras en el medio oeste de Estados Unidos ayuda a rebajar los futuros del crudo estadounidense.

"Creemos que el West Texas se mantendrá relativamente débil en comparación al Brent y otros mercados internacionales por lo menos hasta el 2013", dijo David Fyfe, jefe de la división de la industria y los mercados de petróleo de la AIE, durante una conferencia de la industria en Londres.