La demanda de gas natural alcanzó en el primer semestre del año los 197,5 teravatios por hora (TWh), lo que supone un descenso del 15 por ciento con respecto al mismo periodo del año precedente, según datos de la patronal gasista Sedigas. Según explicó hoy la Asociación Española del Gas (Sedigas) en un comunicado de prensa, el descenso de la demanda de gas natural se debe principalmente a la actual coyuntura económica, que conlleva una caída del consumo eléctrico y de gas, y un incremento de la producción eléctrica a partir de las energías renovables.