La confianza empresarial ha caído por tercer trimestre consecutivo según el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) correspondiente a julio, que elaboran las Cámaras de Comercio. Así, las Cámaras sitúan el ICE -que analiza trimestralmente las perspectivas de más de 5.000 empresas sobre cifra de negocio, empleo, precios, inversión y exportaciones- en 12,6 puntos, un 6,3 por debajo del dato de abril. Las Cámaras señalan que las empresas confirman reducciones de plantilla en el segundo trimestre y "no esperan" que la situación dé un giro a mejor en el tercero.
Añaden que la escasez de personal cualificado reduce su importancia como factor que limita la actividad empresarial, lo que se puede interpretar según el organismo, como un efecto de la menor demanda de trabajo por parte de las empresas. El organismo señala que la menor demanda es uno de los principales factores que limitan la actividad de las empresas en el segundo trimestre y que la incertidumbre es otro factor que ha influido en la inversión empresarial. Otro factor que ha contribuido a la caída de la confianza han sido las restricciones en el crédito, que repercuten en las dificultades de financiación de las empresas. Por sectores, la construcción registró de nuevo la mayor caída del indicador y las previsiones apuntan a que seguirá siendo el sector que refleje un mayor deterioro en la actividad durante el tercer trimestre. También se computa un deterioro del ICE en la industria.