La CNMV suspendió el viernes la cotización de las cuotas participatidas de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), un día después de conocerse los planes que tiene su nuevo dueño, Banco Sabadell, sobre la entidad levantina.
El presidente de Sabadell, Josep Oliu, dijo el jueves que cerrará unas 300 oficinas de CAM (de las 939 que tiene) y reconoció que los tenedores de las cuotas participativas de CAM perderán su inversión en la entidad. Además aseguró ayer en rueda de prensa que las cuotas de la caja recientemente adquirida por el banco catalán con ayudas de más de 5.200 millones de euros del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), "no tienen ningún valor".

Las cuotas de la CAM se revalorizaron un 6,35% este jueves al cierre del mercado continuo, a un precio por cuota participativa de 1,34 euros, frente a los 1,26 euros del cierre del día anterior.

La oscilación del valor ha sido muy importante en los últimos siete días cuando más se acercaba la fecha límite del 12 de diciembre para la adjudicación de la caja levantina.