La bolsa española ha perdido en lo que va de 2010 un -17,97% de su capitalización. Tan sólo acumula 643.382 millones de dólares, lo que supone un 1,27% del patrimonio de renta variable mundial, la cual se eleva a 50.758.785 millones de dólares.

El peso de España sólo supera al de México (0,96%) y al de Chile (0,66%), dos potencias emergentes, mientras que otros países desarrollados e, incluso europeos, gozan de porcentajes mejores (Francia – 3,47%, Alemania – 2,94%, Reino Unido – 6,53% y Suiza – 2,27%).

Eso sí, el parqué europeo que mejor se ha comportado en estos 12 meses, el Dax alemán, acumula un patrimonio de 1.490.012 millones de dólares, mientras que plazas como la francesa lo superan en capitalización (1.759.984 millones de dólares) pese a que sus ganancias son negativas con respecto al año anterior y la caída de cotización del CAC parisino ronda el 3,90%.

Sólo el país galo y España acumulan rentabilidades rojas en su capitalización bursátil en todo el Viejo Continente.

¿Y las mejores plazas?
Las que más han ganado este 2010 han sido la de Canadá (24,47%) y las de las nuevas joyas de la corona emergente, Chile (46,66%) y México (33,82%). Chile, por ejemplo, es una de las apuestas de inversión de José Manzanares, director de Productosymercados.com, que recomienda esta bolsa como antídoto a las caídas del mercado mundial.