La fecha del pago de este dividendo se ha acordado para un plazo máximo de 30 días a partir de hoy.
La asamblea general de Caja Mediterráneo ha aprobado destinar hasta 8 millones de euros del exdente del pasado 2010. De esta manera se pagarán 0,16 euros por acción.