La bolsa de Reykiavik ha suspendido completamente la negociación con acciones y títulos hasta el lunes próximo debido a la crisis financiera que atraviesa Islandia y que ha obligado al estado a nacionalizar sus tres principales bancos privados.Un portavoz de la empresa OMX que gestiona la bolsa de Reykiavik comunicó hoy que la suspensión del negocio bursátil, dominado por los bancos locales, se ha hecho inevitable ante la inusual situación del mercado.