La Bolsa de Londres anunció el miércoles que estudia fusionarse con la Bolsa de Milán, una noticia que confirma la tendencia a la consolidación de las plazas financieras mundiales. La dirección del grupo británico dialoga con su homólogo italiano y hará un nuevo anuncio próximamente, indicó en un comunicado, confirmando informaciones publicadas por el diario económico francés La Tribune en su sitio internet.
Una fusión con la Borsa Italiana permitiría al LSE salir de su aislamiento, tras haber renunciado a no menos de cinco escenarios de acercamiento en dos años y medio, en particular con el Nasdaq, su primer accionista. La Bolsa de Londres, donde la bolsa electrónica estadounidense posee un 30% del capital y podría por ende bloquear un acercamiento con Milán, es la segunda plaza financiera europea en términos de capitalización total, con 2,997 billones de euros a fines de mayo contra 3,129 billones de euros para Euronext, que se casó oficialmente con el New York Stock Exchange a fines de marzo. La Bolsa de Milán, cuya capitalización total era de 836.800 millones de euros a fines de mayo, según la Federación Europea de Bolsas, había sido cortejada anteriormente por Euronext y Deutsche Börse, el operador de la Bolsa de Francfort.