El 11 de enero, el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo un llamado a las cajas para que aumentaran su capital y dijo que podían usar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) del país para ello hasta que mejore el acceso a los mercados de capital. Las entidades prestamistas podrían tener un faltante de al menos 17.000 millones de euros, cifra que podría subir a 89.000 millones de euros en caso de mayores tensiones, dijo hoy Moody’s Investors Service.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Las cajas han tenido vedado el acceso a los mercados mayoristas de deuda en un ambiente de preocupaciones de los inversores por los 181.000 millones de euros en lo que el Banco de España considera una exposición potencialmente problemática a la construcción y los bienes raíces.