La ampliación de capital de 12.000 millones de libras esterlinas (14.939 millones de euros) lanzada por Royal Bank of Scotland (RBS) para cubrir sus pérdidas crediticias y fortalecer su posición de capital, que ha supuesto la mayor operación de este tipo en el Viejo Continente, logró una aceptación del 95,11%, según informó la entidad. De este modo, UBS, Merrill Lynch y Goldman Sachs, que actuaban como bancos suscriptores de la operación, se encargarán de colocar hoy en el mercado los 299,4 millones de acciones restantes. El banco ofreció 11 nuevos títulos por cada 18 existentes a un precio de 100 peniques por título, lo que suponía un 46% de descuento respecto al cierre de las acciones del banco el día anterior al anuncio de la operación.
Por otro lado, el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, aseguró el pasado 29 de abril en relación con esta operación, que acudir a la ampliación de capital del RBS sería "una buena operación financiera" para la entidad cántabra. En este sentido, fuentes del mercado indicaban que Banco Santander podría invertir unos 350 millones de euros en dicha ampliación de capital para adquirir una partipación similar a la que ya tiene en la entidad británica, el 2,3%, mediante la compra de unos 276 millones de acciones.