Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties son los protagonistas principales de esta especie de juego de tronos que se vive en el inmobiliario español, en el que ambas compiten por ser la mayor compañía del sector y en el que “desaparecen” algunos personajes, como Axiare, y aparecen otros nuevos, como Metrovacesa. Al menos por ahora, la socimi que preside Ismael Clemente es la principal candidata a hacerse con el trono de hierro.

Merlin Properties es la mayor socimi española tanto por el valor de sus activos como por capitalización, seguida muy de cerca, cada vez más, por Inmobiliaria Colonial. La primera con un valor en bolsa de 5.420 millones de euros. La segunda, de 3.911 millones.

Sin embargo Inmobiliaria Colonial juega sus cartas para ocupar el trono de hierro de este juego de tronos del inmobiliario español. El último movimiento realizado por la socimi que preside Juan José Bruguera es la ampliación de su participación en Axiare.

Así, la semana pasada concluyó con éxito la oferta de Inmobiliaria Colonial por Axiare. Una oferta de 18,36 euros por acción que ha servido para hacerse con un 58,07% del capital de la socimi. Por lo tanto Inmobiliaria Colonial ahora tiene su control.

El porcentaje total del capital de Axiare con el que cuenta Inmobiliaria Colonial es del 87%, ya que con anterioridad ya contaba con un 29%. Ahora, tendrá que que decidir si procede a la fusión de las dos sociedad o da continuidad al proyecto de Axiare como empresa independiente.

Colonial anunció su oferta por Axiare el pasado 13 de noviembre, provocando que las acciones de la socimi se disparasen más de u 12% hasta alcanzar los 18,39 euros por acción, hasta entonces sus máximos históricos.

Con esta última operación, Inmobiliaria Colonial se convierte en un gigante del inmobiliario europeo en el segmento de oficinas y entra a competir de lleno con Merlin. Además, gracias a esta adquisición, recorta su diferencia por valor de activos con la socimi que preside Ismael Clemente hasta menos de 500 millones.

Según la propia Colonial, con la culminación de esta operación, pasa a gestionar una cartera de activos valorados en 10.000 millones de euros, localizados en Madrid, Barcelona y París.

A falta de que publiquen sus resultados correspondientes a 2017, entre enero y septiembre del pasado año, Inmobiliaria Colonial registró un beneficio neto de 454 millones, lo que supone un aumento del 83%.

En el mismo periodo, el beneficio de Merlin alcanzó los 475,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 86,5% .

A cierre de septiembre, Colonial tuvo unos ingresos por rentas de 212 millones de euros, un 3% más que un año antes, y el resultado bruto de explotación (ebitda) recurrente se incrementó un 2%, hasta 169 millones.

Por su parte, Merlin registró ingresos por 364 millones, un 53,8% más.Por rentas brutas, Merlin ingresó hasta septiembre 352,3 millones, un 53,5% más. El ebitda fue de 253,8 millones, frente a los 191 millones de 2016.

En lo que va de año, Inmobiliaria Colonial sube un 7,65%, superior al avance de Merlin, de solo el 0,44%.

Según los datos de Reuters, ambas compañías tienen un PER similar, de 6,74 veces en el caso de Colonial y de 6,34 veces en el caso de Merlin. Asimismo, ambas cotizan por encima de su valor en libros. Colonial 1,19 veces y Merlin 1,03 veces.

En el caso de la rentabilidad por dividendo, la de Merlin Properties es superior a la de Inmobilaria Colonial, con un  2,62% y un 1,19%, respectivamente.

En cuanto a sus recomendaciones, el consenso de analistas de Reuters aconseja comprar las acciones de Merlin Properties. En concreto, de las 19 firmas que siguen a la socimi presidida por Ismael Clemente el 63% aconsejan comprar; el 32%, mantener, y el 5% restante vender.

Peor recomendación tiene Inmobiliaria Colonial. Y es que el consenso de Reuters aconseja mantener sus títulos. De los 14 analistas que siguen el día a día de la socimi presidida por Juan José Bruguera, el 50% recomienda mantener; el 29% comprar, y el 21%, vender.

En cuanto al recorrido de los dos valores en bolsa, el precio objetivo de Merlin Properties es de 12,66 euros por acción, lo que supone un potencial del 11,49%. Por el contrario, tras las subidas registradas en el inicio de 2018, Inmobiliaria Colonial se queda sin recorrido para los analistas. Con un precio objetivo de 8,37 euros por título, para alcanzarlo debería bajar un 5,16%.

Los indicadores técnicos de Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties dan a ambas socimis una puntuación de 9 sobre 10.  

Las dos compañías se encuentran en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos. El único “pero” en su aspecto técnico es el volumen, decreciente en el medio plazo.

Metrovacesa: ¿Winter is coming para el sector?

Aedas, Inmobiliaria del Sur, Montebalito, Neinor Homes, Quabit, Realia, Renta Corporación y Nyesa son algunas de las compañías cotizadas del sector. La última incorporación a la guerra del inmobiliario en bolsa es Metrovacesa, que vuelve al parqué ante la recuperación económica y la buena salud del inmobiliario español.

Hoy comienza una nueva etapa en bolsa para la inmobiliaria controlada por Banco Sanater y BBVA. Para su salto al parqué, la compañía tuvo que rebajar su precio hasta los 16,5 euros por acción, lo que valora a la empresa en 2.502 millones de euros.

En un principio la inmobiliaria fijó un rango de precios orientativo para su salida a bolsa de entre 18,00 y 17,00 euros por título. Sin embargo, el pasado jueves, Metrovacesa redujo esta banda hasta una horquilla de entre 16,5 y 17 euros por título y haber retrasado un día la fecha de la OPV por la escasez de demanda. ¿Podría ser un signo de la pérdida de atractivo del sector? Quizá “el invierno haya llegado” para el sector inmobiliario.

La empresa que retorna ahora al parqué es distinta a la que cotizaba en 2013, ya que en octubre de 2016 traspasó su negocio patrimonialista a Merlin y Testa y se quedó solo con la cartera de suelo y obras en curso.

Análisis técnico de Colonial y Merlin

José Luis Herrera, de CMC Markets, explica que “Colonial ha superado recientemente la resistencia de los 8,7euros, convertida por tanto en soporte en la actualidad. Hay una directriz alcista de corto plazo que viene guiando la cotización desde los niveles de 7,48 euros de los pasados meses de octubre-noviembre, cuyo apoyo pasa en estos momentos precisamente por el nivel de 8,7 euros. Se antoja por lo tanto clave el apoyo en ese nivel para seguir confiando en la continuidad de las subidas”

En el caso de Merlin, el analista considera que “el apoyo marcado con el círculo en los 10,6 euros supuso el inicio del tramo alcista actual, que podría llevarle a testear de nuevo la zona de resistencia de los 11,8 euros. Todo recorte debería respetar la alcista marcada en azul en el gráfico, actualmente en los 11-11,1 euros”.