La batalla entre el iPhone de Apple y el Android de Google fue el gran acontecimiento tecnológico durante el pasado año, con Android creciendo poco a poco para ir ganando cuota de mercado a Apple. 

Pero en realidad, aún no hemos visto una lucha cara a cara entre el iPhone y Android. Eso cambiará ahora que Verizon comenzará a ofrecer a sus clientes el iPhone a partir del próximo mes y además, AT&T empezará a ofrecer más artículos de Android.

A finales de este año, sabremos con más certeza cuáles son los terminales que gustan más a los consumidores. El motivo por el que hasta el momento no ha habido una competencia real es porque los mecanismos de distribución en la industria del móvil (donde las operadoras financian las compras de estos artículos a cambio de contratos de larga duración) favorecían a estos distribuidores antes que a las compañías que ofrecen estos móviles.

Los usuarios son más propensos a elegir el mejor smartphone disponible en su tienda que cambiar de compañía sólo por un modelo concreto. Incluso en el caso del iPhone, que fue el mejor smartphone del mercado durante varios años, AT&T nunca vendió una mayoría de iPhones hasta que los usuarios no se daban de alta previamente con AT&T (y eso que la mayoría de norteamericanos no son clientes de AT&T).

Del mismo modo, el éxito de Google con el Android ha sido muy importante a pesar de que realmente nunca llegara a competir con el iPhone (ninguna distribuidora ofrecía ambas alternativas). Según comScore, casi un 94% de los artículos que se usaban a finales de 2010 y que incorporaban tecnología Android, pertenecían a clientes de Verizon, Sprint y T-Mobiles, es decir, distribuidoras que no ofrecían el iPhone.

Pero ahora que tanto Verizon como AT&T van a ofrecer ambas posibilidades: iPhone y Android; sabremos con más certeza cuales son los gustos de los consumidores.


Venta de Smartphones por distribuidor: