La entidad italiana publicó unos resultados de los que se despende un beneficio de 2.200 millones de euros

Intesa Sanpaolo ha hecho público un beneficio neto normalizado de 1.844 millones de euros, lo que supone una bajada del 12,3% frente a los 2.113 millones del ejercicio en 2009.

Obtuvo en los primeros nueve meses de 2010 un beneficio neto de 2.200 millones de euros, lo que supone una reducción del 2,7 por ciento frente a los 2.262 millones de euros del mismo periodo del año anterior.