Desde Renta 4 esperan que los resultados operativos de Indra tengan un impacto negativo en la cotizació

Indra ha registrado una caída del 49% de beneficio. Los resultados de este primer trimestre incluyen la incoroporación de Tecnocom y cumple con la previsión de ingresos tanto de Renta 4 como de consenso. La compañía ha recogido un impacto en el EBIT de -20 millones de euros, debido al coste de reestructuración de Tecnocom, el impacto de la normativa contable IFRS y el efecto Semana Santa.

Si se excluyen el efecto divisa, el impacto contable y la Semana Santa, las ventas de la compañía registradas en el primer trimestre de 2018 sería un 18% superiores a las del mismo periodo de 2017.

Brasil continúa su recuperación con un aumento del 32 de la contratación, del 4% en ventas y un aumento de 9,8 millones de euros. Desde Renta 4 reiteran que los 7 proyectos onerosos provisionados en 2015 se cerraron a finales de 2017.

 

 

La contratación crece un 22% con respecto a 2017, un 26% si se excluye el efecto divisa. Indra consumió 6 millones de euros con generación operativa de 35 millones de euros, una inversión circulante de -35 millones de euros y un Capex de -14 millones de euros.

La deuda neta de la compañía se amplió 14 millones de euros hasta alcanzar los 602 millones. La directiva mantiene objetivos del Plan Estratégico 2016/20 anunciados el Día del Inversor a finales de noviembre 2017. Desde Renta 4 esperan un impacto negativo en la cotización con un precio objetivo de 12,1 euros por acción.