El mercado americano registra escasas caídas en la pre-apertura, en medio de la indecisión que también muestran las plazas europeas. Los futuros del S&P 500 ceden un 0,19%, aunque se mantiene por encima del soporte de 1.621 puntos, el Dow Jones cotiza plano, y también se mantiene por encima de los 15.000 puntos, y, finalmente, el Nasdaq cede un 0,14%. En el mercado de divisas, el euro-dólar cotiza a 1,332 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas roza los 97 euros.

Flor de un día, así fue la pérdida de soporte en el S&P 500 y el Dow Jones. Ayer estos índices cerraron recuperando importantes cotas de mantenimiento: los 1.621 puntos del S&P y los 15.000 enteros del Dow Jones. Hoy, ante la falta de noticias destacadas y, con los inversores a la espera de que el miércoles Bernanke se pronuncie, Wall Street retrocede posiciones ligeramente, pero sin perder las relevantes cotas mencionadas.

Entre los datos económicos que hoy podrían apoyar los movimientos de Wall Street se encontrarán varias publicaciones sobre la actividad industrial del país. Así pues, este viernes la Fed sacará a la luz su informe mensual sobre la producción industrial y también se conocerán los precios de producción. Además, la Universidad de Michigan y Thomson Reuters darán a conocer sus informes sobre confianza del consumidor.

En el lado corporativo, el productor de carne de Smithfield Foods, que anunció el mes pasado que estaba siendo comprado por el productor de carne chino Shuanghui Internacional, tiene previsto publicar sus resultados trimestrales antes de la apertura.

Atención especial a Smith & Wesson, que ayer se disparó un 5% en las operaciones electrónicas tras comunicar sus resultados trimestrales y pronosticar una cifra récord de ventas y ganancias para este ejercicio.

Entre tanto, las bolsas europeas cotizan en color mixto, ante la indecisión de los inversores y, es que, los mercados parecen haber pactado esperar al discurso que el miércoles dará el presidente de la Fed, Ben Bernanke, y en el que se espera se despeje la hoja de ruta del organismo para los meses estivales. Según declaraciones a Intereconomía de Daniel Álvarez, de XTB, se barajan dos posibles escenarios con sus respectivas consecuencias para el discurso de Bernanke:

1) Bernanke continuaría con el discurso inmovilista, a favor del mantenimiento de los programas QE. Sería razonable y el preferido por el mercado, fundamentado en que la tasa de desempleo ha repuntado un poquito, una décima, este mes. Esto provocaría una subida de los activos de riesgo, como la bolsa, y divisas como el euro, la libra o el dólar australiano

2) Que Bernanke pusiera un calendario y números concretos a la retirada de estímulos durante la segunda mitad del año. Esto conllevaría correcciones en el mercado y la apreciación del dólar.

Los mercados asiáticos cerraron el día con algunas ganancias decentes, recuperándose de la fuerte caída del jueves. El índice Nikkei recuperó casi un 2% después de caer más de un 6% el jueves.