Mostramos las lecturas de algunas medias de volatilidades semanales en nuestro selectivo.

Como comprobaremos las lecturas alcanzadas en junio no han sido corregidas, comenzando un proceso de reversión en la zona.

Si estudiamos las reacciones en los últimos años a lecturas tan bajas comprobaremos que todas ellas precedieron importantes techos temporales.

De ser una vez más cierto el IBEX35,  independientemente de futuros rebotes hacia esa zona, habría establecido en los 11.200 puntos de junio un techo temporal relevante.

 

 

En el corto plazo la superación de los 10.420 puntos favorece una extensión del rebote nacido en los 10.080 puntos.