Iberia rebota con fuerza y lidera las ganancias del selectivo español. La publicación de las cifras de tráfico de julio al cierre del mercado y la llegada de la nueva legislación sobre las OPAS, con un papel destacado de la aerolínea, animan a los inversores a comprar sus títulos por un precio que supera los 3.29 euros. Sin embargo, todavía queda recorrido para que la aerolínea sobrevuele la caída que vivió durante la semana pasada.
Los títulos de Iberia se colocan al cierre en la parte alta del selectivo español con una subida del 13,06% hasta los 3,29 euros. Sin embargo, y a pesar de la fuerte revalorización, todavía queda camino para que la aerolínea recupere las pérdidas que vivió la semana pasada. La compañía que preside Fernando Conte cotizó con una subida superior al 13% frente al 11.28% de caída semanal que vivieron los títulos al cierre del viernes. Este fuerte recorte de la aerolínea la situó como una compañía “cada vez más opable” después de verse afectada por la fuerte penalización de Vueling y el retraso que están teniendo Texas Pacific Group(TPG), British Airways y Vista Capital en lanzar la oferta por la española. El resultado de ambas noticias convirtió los títulos de Iberia en los 3.09 euros por acción. Todo gira en torno a la OPA Sin embargo, parece que Iberia comienza a ver la luz. La posibilidad de que TPG lance la oferta después del verano, podría provocar la entrada en juego de nuevos participantes como Apax o Air Frances. Ésta última tras anunciar nuevas compras para atender al proceso de consolidación que vive el sector. Los expertos se muestran optimistas con la aerolínea, de hecho Banif reiteró su recomendación de compra sobre el valor con un precio objetivo de 4.70 euros por acción. Aunque despacio, las acciones de Iberia se alejan de los 2.91 euros en los que cerró el viernes. El estreno en los mercados de la nueva ley de opas, por la que la compañía podría vivir modificaciones en las ofertas que sobre ella se formalicen, y la publicación de cifras de tráfico de pasajeros del mes de julio, han sido motivos suficientes para convencer a los inversores de que la aerolínea debe subir.