La Comisión Europea ha daddo el visto bueno a Iberdrola y al grupo italiano API para la constitución de la sociedad SER a través de una joint ventureal no percibir problemas de competencia. El grupo API e IBerdrola suscribieron un acuerdo para desarrollar conjuntamente siete proyectos eólicos en las regiones de Sicilia y Puglia para generar cerca de 350 megavatios entre 2008 y 2009. Una operación que requerirá una inversión de 500 millones de euros. Iberdrola entró en 2000 en el sector de la energía eólica, como parte de su plan de diversificación de su actividad tradicional, y ya tiene en marcha 30 MW eólicos y una planta de biomasa de 60 MW, así como una central de ciclo combinado de 280 MW.