Iberdrola pagará 0,14 euros brutos por título a los accionistas que opten por recibir el dividendo en efectivo en la segunda edición del sistema de retribución “Iberdrola Dividendo Flexible” correspondiente al ejercicio 2017.

El Consejo de Administración de Iberdrola acordó el pasado 6 de noviembre llevar a cabo el aumento de capital de conformidad con lo establecido en el acuerdo de la Junta, y distribuir el dividendo a cuenta, según ha comunicado Iberdrola en un hecho relevante a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV).

Así, los accionistas de Iberdrola pueden optar por cobrar el dividendo en efecto,  vender sus derechos de asignación en el mercado o a la compañía (en este caso a un precio fijo garantizado de 0,14 euros brutos por título) o recibir los títulos de forma gratuita.

Para los accionistas que quieran recibir los títulos de Iberdrola de forma gratuita, el número de derechos de asignación necesarios es de 46.

Para abordar esta nueva edición de su dividendo flexible, Iberdrola realizará un aumento de capital, con un número máximo de acciones nuevas a emitir de 137,33 millones.

El consejo de Iberdrola acordó el 6 de noviembre de 2017 que el compromiso de compra asumido por la sociedad se extienda únicamente a los derechos de asignación gratuita recibidos por quienes aparezcan legitimados en los registros contables de Iberclear a fecha de 12 de enero de 2018 (record date) con exclusión de aquellos derechos que hayan suido objeto de adquisición en el mercado.

El importe del dividendo a cuenta bruto por acción también ascenderá a 0,140 euros.

El importe agregado máximo del dividendo a cuenta ascenderá a 884,4 millones de euros brutos, cifra que resulta de multiplicar el dividendo a cuenta bruto por acción por el número de acciones de la sociedad en circulación.