El consejo de administración de Iberdrola acordó hoy aprobar por sexto año consecutivo la posibilidad de que los empleados de la compañía puedan recibir hasta 12.000 euros de su retribución variable anual en acciones, anunció en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La entrega de las acciones se producirá durante el mes de marzo, y el número máximo de títulos que podrá recibir cada empleado será el resultado de dividir 12.000 euros entre el precio de cierre de la acción en la sesión bursátil de la fecha de pago.