Iberdrola pierde el canal alcista que tenía desde junio de 2010.


La pérdida de la base de ese canal coincide con la base de una formación triangular simétrica que le proyecta a la baja a 5,1€, nivel donde presenta su soporte más sólido y el paso de la directriz alcista principal desde los mínimos de marzo de 2009. Resistencia en 6€.


Recomendación: VENTA PARCIAL.