La eléctrica Iberdrola ha logrado un beneficio neto de 1.101,4 millones de euros en los seis primeros meses del año. La cifra representa el 34,7 por ciento más que en el mismo periodo de 2006. El beneficio operativo bruto (EBITDA) ha crecido un 25,4 por ciento.