El grupo eléctrico ganó 2.871 millones de euros en 2010, un 1.6% por encima de los 2.824 millones obtenidos en el ejercicio precedente.

Iberdrola cerró 2010 con buena nota. Un beneficio neto de 2.871 millones de euros  que incrementó en un 1.6% las cifras obtenidas en 2009. La eléctrica ha informado a la CNMV de que el beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 7.528 millones, un 10.4% desde los 6.815 millones obtenidos en el año anterior.

La deuda de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán subió hasta los 29.460 millones de euros en tanto que el apalancamiento financiero bajó hasta el 48.2%.

La compañía destaca que estas cifras hay que enmarcarlas "dentro de un complicado entorno macroeconómico "que desde el tercer trimestre de 2008 afecta a las economías mundiales". Así mencionan que factores como la debilidad de la demanda de electricidad, los bajos precios de la energía y el efecto de las tensiones sufridas por los mercados de renta fija sobre los tipos de interés pueden haber tenido su incidencia en las cuentas de la eléctrica.