La compañía alemana de construcción de la que ACS controla un 42% de su capital continúa empeorando notablemente su estructura técnica.

El último impulso a la baja que comenzó en 64,90 deriva en una ruptura de la directriz alcista de largo plazo que parte de los mínimos de 2.009 y provoca una pérdida de la media móvil de 200 sesiones.
 
Con la estructura de mínimos crecientes dañada y con un volumen de negocio que no ha acompañado las subidas (ver máximos decrecientes en el índice de volumen positivo en la ventana inferior) se podría apuntar a que la tendencia alcista de largo plazo se encuentra más que cuestionada.
 
La pérdida del mínimo de DIC10 situado en 55,43 confirmaría los signos de debilidad y dejaría al precio sin apoyo significativo hasta 45,09.


Gráfico Intradía Hotchief



ACS. En busca de la banda inferior del rango
El precio lleva 9 meses dentro de un amplio movimiento lateral con techo en el máximo de OCT10, 97,70, y suelo en el mínimo de este año situado en 30,62.

Falta de dirección que se puede apreciar en la multitud de cruces que experimentan las medias de largo plazo en un periodo relativamente corto de tiempo. Dentro de este comportamiento, a más corto plazo, la pérdida de la media móvil de 40 sesiones y la activación de señales de venta en el indicador MACD confieren cierto sesgo negativo a la acción que queda sin apoyo significativo hasta la banda inferior del movimiento lateral, 31,14 / 30,62.


Gráfico Diario ACS