La Agencia Tributaria recaudó 8.119 millones de euros en 2009 por la aplicación del Plan de Prevención de Fraude Fiscal, lo que supone un ligero incremento del 0,8% respecto al año anterior, según datos del organismo adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda, que arrojan una racaudación acumulada de 35.540 millones desde la entrada en vigor del Plan en 2005. La recaudación directa por actuaciones de control, incluyendo la minoración de devoluciones, se situó en 7.008 millones de euros, con un incremento interanual del 7,5%, mientras que los ingresos por regularizaciones voluntarias fueron de 1.111 millones de euros, lo que supuso un descenso del 27,7% respecto a 2009, por el aumento de las peticiones de aplazamiento.