Grifols ha obtenido un beneficio neto de 97 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 17,1% menos respecto al mismo periodo del año anterior
Las cuentas de Grifols se han visto perjudicadas por los costes asociados al acuerdo de compra de Talecris y a los mayores gastos financieros.

Las ventas han registrado un comportamiento positivo y el productor de hemoderivados ha obtenido una facturación de 738,8 millones, un 7,1% más. La compañía ha destacado que el tercer trimestre ha sido especialmente bueno en ventas, con un alza del 14,6% en relación al tercer trimestre de 2009, récord de facturación en el grupo.