Grifols ha registrado en el primer trimestre del año un beneficio de 143 millones de euros, lo que supone un incremento del 7% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando la compañía ganó 134 millones.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)Grifols ha informado de que los ingresos alcanzan 1.023 millones de euros con un incremento del 7,4%, según ha explicado la compañía, “por la positiva evolución del crecimiento orgánico de todas las divisiones y en todas las zonas geográficas en un entorno desfavorable del tipo de cambio”.

El ebitda se sitúa 297 millones de euros que representa un margen del 29,1% sobre ingresos.

Según la compañía, el primer trimestre de 2018 se ha caracterizado por los mayores esfuerzos realizados para incrementar el volumen de plasma, tanto de forma orgánica como mediante adquisiciones, para seguir dando respuesta a la creciente demanda del mercado.

Estos mayores esfuerzos incluyen la incorporación en 2017 de 19 centros de plasma a la red de Estados Unidos (13 de forma orgánica) y un total de 40 desde principios de 2015, cuando comenzó este plan de expansión de centros.

En el primer trimestre de 2018, la compañía realizó la adquisición de Haema en Alemania. Esta compañía cuenta con 35 centros (3 centros adicionales en construcción) y es la mayor plataforma de centros de plasma de Europa. La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades de defensa de la competencia alemanas, cuya resolución está prevista en las próximas semanas.

La tasa impositiva efectiva se ha situado en el 20,2% como consecuencia, principalmente, de la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos el 22 de diciembre de 2017.

A finales del primer trimestre de 2018, la deuda financiera neta se ha situado en 5.155,3 millones de euros y el ratio de deuda financiera neta sobre EBITDA en 4,03 veces (3,96 veces a 31 de diciembre de 2017 y 4,45 veces al cierre del primer trimestre de 2017).

A 31 de marzo de 2018, las posiciones de efectivo de Grifols superaron 845 millones de euros y contaba con líneas de financiación no dispuestas por importe de 372 millones de euros, que sitúan la posición de liquidez de la compañía por encima de 1.200 millones de euros

La cifra de negocio de Grifols se ha situado en 1.023,0 millones de euros en el primer trimestre de 2018, que representa un incremento del 7,4% a tipo de cambio constante y del -3,6% teniendo en cuenta el impacto por tipos de cambio, especialmente el euro-dólar.

Los ingresos de la División Bioscience alcanzaron 807,5 millones de euros con un incremento del +5,8%  y del -5,4% teniendo en cuenta el impacto del tipo de cambio.

Los ingresos de la División Diagnostic se han situado en 164,9 millones de euros que suponen un crecimiento orgánico del +4,0% 2 y del -5,8%2 por el impacto de las divisas.