A pesar de que el anuncio se hizo con los mercados cerrados, no se ha podido evitar la debacle. El Ibex 35 cerró con una caída del 4.19% que le llevó a los 8579 puntos como reacción a la intención de Papandreu de someter a votación popular el segundo plan de rescate de Grecia. Un efecto que corrió en forma de números rojos a ambos lados del Atlántico y que tuvo como representante principal al euro, que descendió hasta los 1,36 dólares.
La primera sesión del mes no pudo comenzar con más inestabilidad en los mercados de renta variable. ¿El motivo? El anuncio hecho por el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, de que someterá a referéndum popular el segundo paquete de ayuda a la economía griega. Algo que añade más incertidumbre a los mercados – el índice de volatilidad subiendo más del 25% y por encima de los 38 puntos - y que se ha traducido en forma de números rojos. El Ibex 35 abandonó la sesión con pérdidas del 4,19% con lo que mañana comenzará a cotizar en los 8579 puntos. El resto de plazas europeas no hicieron sino incrementar los recortes: el DAX superó el 5% de caída, el FT-100 cedió un 2,6% mientras que el CAC-40 descontó algo más del 4% de su cotización, hasta los 3.071 puntos.

Los bancos, de nuevo los más penalizados

Es de nuevo el sector financiero el principal lastre de los mercados. En Francia, entidades como SG o BNP Paribas se movieron con pérdidas cercanas al 10%. Algo más livianas fueron las caídas que se acuñaron los valores del Ibex 35. Caixabank se convirtió en el banco más penalizado al contar pérdidas de más del 5,98% en su cotización, hasta los 3,32 euros. Banco Popoular se acercó a una penalización del 5,32% y marcó en los 3,15euros su último precio. A pocos pasos, Banco Santander perdió un 4,76% de su cotización, hasta los 5,88 euros BBVA rebajó hasta el 3,99% sus caídas, que llevaron a sus acciones hasta los 6,30 euros.

Siguiendo con el sector: Bankinter perdió un 4,7%, Banco Sabadell perdió un 3,7% mientras que Bankia se convirtió en el banco menos penalizado al ceder un 1,5% y cerrar en los 3,60 euros.

No se salvó ninguno de los treintaycinco de los recortes, ni siquiera el resto de los pesos pesados. Telefónica perdió un 3,4% y cerró en los 14,88 euros. Repsol amplió hasta el 5,3% sus caídas - que llevaron hasta los 20,72 euros el precio de sus títulos, en tanto que Iberdrola perdió un 5,4% y marcó en los 4,97 euros su último precio.

Entre los valores protagonistas, ACS el día en que tres directivos de Hotchief, su filial, hayan anunciado su dimisión por no estar de acuerdo con la política estrégica de la compañía. El valor descontó un 3,8% de su precio, que cerró en los 26,44 euros. Los mayores recortes de la sesión fueron para Mediaset que cerró la sesión con caídas del 8,5%. Sacyr Vallehermoso, Técnicas Reunidas y Mapfre cerraron el podio con más del 6% de penalización.